Editorial

El organizador en el mercado persa
05 de noviembre de 2003
En el reciente torneo abierto Villa de El Sauzal se produjo un fenómeno de alineación estelar pocas veces percibido por los aficionados al ajedrez en Tenerife.
 
El Sauzal 2003  
Nunca tuvimos la fortuna de contar en nuestra isla con la presencia de tan elevado número de figuras de ajedrez compitiendo simultáneamente con un número enorme de aficionados. Un privilegio que pueden gozar pocos municipios en España y que merecidamente hemos podido regalarnos los tinerfeños gracias al trabajo de la Federación de Ajedrez de Tenerife (con su presidente Don Ernesto Pereda al frente) y al apoyo especial de entidades como CajaCanarias y el Ayuntamiento de El Sauzal (no puedo dejar de mencionar a Don Mariano Pérez).

Pero hete aquí que no sólo pudimos disfrutar de un animado torneo de ajedrez con la siempre bienvenida presencia de muchos y buenos jugadores del resto de las Islas Canarias sino que, como cité al comienzo de estas líneas, pudimos presenciar en la última ronda del torneo un espectacular fenómeno de afinidad y conjunción de intereses verdaderamente espectacular.

Quien observe la clasificación final del torneo podrá sorprenderse de lo repartida que quedó la cabecera del torneo:  seis jugadores seis alcanzaron la misma puntuación y el reparto de premios (que por cierto eran jugosos). Y la sorpresa irá acompañada de admiración hacia los bravos gladiadores que alcanzaron la cima de la clasificación cual corredores de cien metros lisos en fulgurante sprint final.

Este que escribe, después de una dolorosa derrota en la penúltima partida, decidió incluso pactar un empate en la última ronda para poder disfrutar de la lucha en los primeros tableros. No todos los días se puede ver luchar en directo a un grupo de jugadores de un ELO superior a 2500 puntos. El espectáculo merecía la pena.

Uno de los árbitros del torneo y yo mismo nos acercamos a las primeras mesas con el ánimo curioso del aficionado entusiasta que quiere disfrutar de buen ajedrez y emoción a raudales. Y no pasó un minuto ante nuestros asombrados ojos para darnos cuenta que nuestro gozo daba en el fondo de un pozo. Los cuatro primeros clasificados alegremente parlamentaban con la intención de no disputar las partidas y presuntamente repartirse los premios (imagino que a partes iguales). Para este viaje no hacían falta alforjas ... me dije. “Esto no es admisible señores ...” argumentaba el descorazonado árbitro. “No puede ser que en presencia de un miembro de la organización ustedes pacten de este modo para no disputar las partidas ...” se atrevió a reprochar a las admiradas estrellas del tablero (a sus ojos ahora transfiguradas en vulgares mercaderes).

Lo que no sabía yo es que en el firmamento ajedrecístico este tipo de conjunción se produce muy frecuentemente e incluso ciertos cuerpos celestes pierden su órbita y regalan el punto en disputa para obtener una conveniente recompensa económica. Todo ello sin demasiado pudor y, lo que es más criticable, sin el mínimo respeto al esfuerzo realizado por el organizador del evento y cada uno de los aficionados que pagamos una inscripción para participar en un torneo.

Algunos me hablan de que seamos comprensivos con los mercaderes (profesionales). Yo seré comprensivo. Espero que en mi propia empresa sean comprensivos conmigo cuando yo espere con la mano abierta recibir mi sueldo por la labor profesional que no realizaré.

¿Serán los organizadores igual de comprensivos en el futuro? ¿Se asumirán estos fenómenos cósmicos como algo inevitable y se buscará en este mercado persa a los mercaderes que mejor precio ofrezcan?

Fdo.: José Manuel Ramos Aguilar



NUESTROS LECTORES OPINAN

En realidad todo es bastante más complicado. Imagínese que es usted un vendedor (de coches por ejemplo). Usted ha estado trabajando los primeros 30 días del mes y ha vendido unos cuantos (si no no tendría opción al triunfo). Pero para cobrar su sueldo no bastaría con eso, tambien tendría que vender más coches que sus compañeros de concesionario el día 31. ¿Seguro que usted no intentaría llegar a algún tipo de pacto con sus compañeros de trabajo ? No olvide que el pan de sus hijos puede estar en juego. ¿Se atrevería a dejarles sin comer, por ejemplo?
 
Un saludo, sin acritud.
 
MI Rafael Álvarez



Amigo Rafael:

Gracias por tu opinión. Pero me gustaría que reflexionáramos un poco más profundamente sobre el asunto. Porque creo que muchas cosas importantes dependen de ello.

Entiendo que justifiques la actuación de los que son "tus compañeros de empresa"; cualquiera lo puede entender.

Pero pensemos en los organizadores de torneos que son los que ponen el dinero para los premios. Si los consideramos como la empresa que paga a los profesionales del ajedrez para que éstos hagan su trabajo, sin duda alguna se sentirán defraudados y "estafados". Otra cosa, que no discuto, es que los premios que se pueden obtener jugando torneos de ajedrez sea suficiente para dar de comer a la familia. Evidentemente que no. Pero probablemente si los jugadores profesionales reinciden en este tipo de comportamientos lo más seguro es que pronto no encontraremos organizadores dispuestos a poner dinero y recibir afrentas.

Pero quizás me digas que los ajedrecistas son "profesionales por cuenta propia" y que lo que les interesa es cuidar de su propia empresa. Vale ... bueno ... pero entonces ¿que pinta el organizador? (que pone la pasta) ¿y los aficionados? (que dan contenido a los torneos con su participación). ¿Serían entonces "los clientes"? (tal como yo lo veo). Y los clientes siempre tienen razón ... ¿no?

Pero si aún así crees que los aficionados, patrocinadores y organizadores no tienen vela en este entierro ... entonces ¿porqué los profesionales del ajedrez no se juegan sus sueldos entre ellos mismos? (al estilo de los jugadores de poker de Las Vegas !?) ... y nos dejan disfrutar del ajedrez un poco más sin sentirnos defraudados por estos "mercaderes del punto en juego".

José Manuel Ramos Aguilar (I love this game!)



En ningún momento estoy defendiendo la "compraventa" de puntos en la última ronda, pero curiosamente hay organizadores o espectadores que prefieren una partida decidida larga, aunque sea amañada que unas tablas cortas y "sin teatro".

En mi humilde opinión es un error demasiado extendido por parte de los organizadores el poner un par de premios muy buenos y luego "calderilla". Hay que repartir mejor los premios para no dar pie a "hacerse un seguro" (unas tablas rápidas). Imaginemosnos que tenemos 6000 Euros para premios, y los dividimos 1º 2500, 2º 1500, 3º 1.000, etc.

La diferencia entre perder o ganar la última es abismal, y creo que es humano asegurarse un premio haciendo tablas. En cambio, si repartimos los premios de forma gradual, empezando con 1500, y bajando poco a poco el riesgo es mucho menor (somos trabajadores, no jugadores de casino), y creo que la mayor parte jugaría la ultima ronda.

El problema es que un primer suculento "vende muy bien" , es bueno publicitariamente, e incluso los organizadores piensan que así habrá más lucha, pero la experiencia me dice que no es así.

Hace dos años, en el Open de Zaragoza, estaba yo en este caso, si ganaba la última ronda quedaba 1º 400.000 pts, con tablas 3º y 200.000 y perdiendo 60.000. Evidentemente demasiada diferencia, no importa tu trabajo durante 8 días, solo importa el último día (terminé perdiendo). Ya lo dice la canción "The winners takes it all".

Por supuesto es solo un punto de vista, pero creo que seria compartido por muchos. Saludos.

MI Rafael Álvarez



No entiendo como en presencia de un arbitro del torneo se puede pactar este tipo de cosas, y lo peor como lo permite el arbitro que para mi parecer, tuvieron una actuación arbitral respetable durante todo el torneo. ¿Eclipsa los jugadores estrellas las decisiones arbitrales?. ¿Es demasiado las "figuras" para unos árbitros inexpertos?.
Durante el torneo a mi parecer en algún momento la severidad de los árbitros no se adaptaban al momento, mostrando mano dura con los "aficionados" y comprensión con las "estrellas", abundaban las primeras mesas con vasos sobre ellas, análisis de partidas y en un momento falta de respeto a los árbitros, punto que es mejor olvidar.

Un saludo,

Jaime García de Haro


Sería interesante que los "galacticos, estrellas, titulados" o como quieran autodenominarse, se leyeran de vez en cuando el reglamento de ajedrez (viene a ser algo así como el sacerdote con la biblia). A continuación copio un par de puntos que parece ser que han olvidado:
 
Art. 12: La conducta de los jugadores
 
12.1
Los jugadores no actuarán de forma que deshonren el juego del ajedrez.
 
Opinión: Si pactar públicamente el resultado de una partida, delante de los espectadores y
arbitros, no es deshonrar no sólo ya el ajedrez si no cualquier juego o deporte, mejor no seguir leyendo.
 
12.6
Las infracciones a las reglas establecidas en los Artículos 12.1 a 12.5 darán lugar a sanciones conforme al Artículo 13.4.
13.4  
El árbitro puede aplicar una o más de las siguientes sanciones:

a. una advertencia;
b. aumentar el tiempo de reflexión que disponga el adversario;
c. reducir el tiempo de reflexión que disponga el infractor;
d. decretar la pérdida de la partida;
e. reducir la puntuación obtenida en una partida al infractor;
f. aumentar la puntuación obtenida en una partida por el adversario, hasta el máximo posible para dicha partida;
g. la expulsión de la competición.
Opinión: dada la gravedad de la situación creo que el castigo mínimo deberia ser la pérdida de la partida.

El reglamento deja bien claro, que esta práctica tan habitual en el mundo del ajedrez, está prohibida. Fue curioso el argumento que utilizó uno de los jugadores implicados, cuando uno de los arbitros les recriminó a todos los implicados lo que habían hecho: " pero si esto lo hace hasta Kasparov, ¿cómo va a estar prohibido? ". En el lado opuesto tenemos a otro de los jugadores que, al momento se disculpó y admitió su error.

Señores jugadores, no traten de justificar lo injustificable y no me sean demagogos con que se están jugando el pan de su familia y demás excusas baratas por el estilo (los obreros de la construcción también se lo juegan todos los dias subidos a 40 metros, todas las semanas mueren algunos; no me tachen de demagogo con el ejemplo porque les estoy dando de su misma medicina). Si no soportan el jugarselo todo en una partida, dediquense a otra profesión que no conlleve tales riesgos, pero no deshonren el ajedrez con tablas amañadas en las narices de los espectadores y arbitros. "Profesionales, profesionales", verguenza debería darles decir por ahí que son profesionales del ajedrez, ustedes son profesionales de la desilusión y la verguenza. Desilusiónes las que nos llevamos los espectadores, organizadores, arbitros, etc... cada vez que vemos como amañan los resultados.

Imaginen que los mejores atletas de la golden league se ponen de acuerdo en público y dejan ganar siempre al mismo y al final reparten entre " esos mejores" el millon de dolares que hay para el ganador de todas las pruebas... 50:000 espectadores de media que van a cada carrera, patrocinadores, jueces,entrenadores,etc, desilusionados

ooooh oooh ooooh;  ¡¡¡ bajemos al mundo real, eso no pasaría PORQUE SON AUTÉNTICOS PROFESIONALES !!!. Esto es solo un ejemplo, hay muchos más deportes.

Ya saben señores jugadores profesionales, a seguir pidiendo condiciones y fijos a los organizadores de los torneos, que los pobres siguen ciegos y van a seguir dando. Luego nos quejamos todos (espectadores, aficionados, jugadores "profesionales", arbitros, patrocinadores, organizadores, etc) que el ajedrez no tiene ese arraigo, que tienen el futbol, baloncesto, atletismo,etc... tenemos lo que nos merecemos !!!!!!

Estaremos todos de acuerdo en que uno de los principales factores del deporte es la emoción; si se la quitas o mejor dicho SI TE LA CARGAS (pactando resultados por ejemplo), será normal que la gente pase olimpicamente de dicho deporte y se busque otro que la tenga.

Samuel Correa



Nuestro buen amigo y árbitro José Antonio Blázquez Múrez nos amplia la información desde el punto de vista del Reglamento de ajedrez:

Tal como señala nuestro compañero Samuel Correa, en la interpretación de esos artículos, podría actuarse así.
 
No obstante lo anterior, habiendo comentado esa actuación con otros compañeros a nivel nacional, hay quien ratifica la decisión basándose en los mismos artículos, y hay quien está de parte de los jugadores en la lectura del artículo 5.2.c
 
Remito copias de los correos recibido en verde (una respuesta) y en azul (la pregunta). Omito los nombre de quienes respondieron, ya que no les he solicitado permiso para publicar sus opiniones y no se si quieren que sean públicas.
 
La respuesta fue:

Se puede recurrir al artículo 12.1:

Los jugadores no actuarán de forma que deshonren el juego del ajedrez.
Pero que yo conozca, el ajedrez es el único deporte cuyas leyes permiten pactar abiertamente el resultado de un encuentro. Según el artículo 5.2c:
La partida es tablas por acuerdo entre los dos jugadores durante el desarrollo de la misma. ...

Si se permite acordar tablas durante el desarrollo de una partida sin tener en cuenta ningún otro factor la verdad es que ya puestos influye más bien poco que se acuerde incluso antes de iniciar la partida. Es así de triste.

La pregunta fue:

"En un reciente torneo, un arbitro adjunto sorprendió a 4 jugadores pactando el resultado de tablas y repartirse los premios que les correspondiera, ya que habia 3 sistemas de desempate cuyo orden se sorteaba al final de la última ronda. Sea como fuere, el árbitro principal no tuvo conocimiento del hecho, y el arbitro adjunto no se atrevió a amonestar a los jugadores.

Las preguntas son:
1. ¿Cual sería en su opinión la actuación que el árbitro hubiera debido tener, si se sorprende 2 o más jugadores pactando resultado previos a la partida y en que artículos basarse.?
2. ¿Como actuaría si lo que observas es que una vez pactado el resultado durante la partida, tras realizar varios movimientos, y ante el desconocimiento del sistema de desempate, pactaran repartir premios.?
 
En mi opinión el primer caso sería de resultado cero a ambos jugadores, mientras que el segundo no tiene trascendencia. Está claro que no se puede erradicar al pacto previo de resultados, lo que no puede hacer abiertamiente ¿no?
 
Agradecería sinceramente vuestra opinión ante tal situación
 
Gracias anticipadas
 José Antonio Blázquez"

 
Posteriormente realicé otra lectura del Reglamento y constesté con el siguiente mensaje:
 
"Estimados/as amigos/as del foro,

El mismo artículo 9.1.a expone que la oferta de tablas no puede ir ligada a ninguna condición, con lo cual si hay acuerdo de reparto de premios como consecuencia de ello, me aparece la duda de aplicar o no el artículo 12.1.
Entiendo que no se puede acordar tablas tras una caida de bandera, ya que podría haber finalizado la partida por el articulo 6.10., habría que esperara la reconstrucción. Ni mucho menos si se ha dado mate al adversario. En ambos casos la partida ha terminado.
Así mismo veo que nunca se podrá evitar el acuerdo previo de resultados, incluso camuflar en alguna de las varias lineas teóricas que produce una repetición de jugadas. O incluso ésta que propongo, que puede provocar una reclamacion de tablas por triple repetición:
1. Cf3 Cf6
2. Cg1 Cg8
3. Cf3 Cf6
4. Cg1 Cg8 etc, hasta que alguno reclame.
Por todo ello vuelvo al párrafo primero de este correo electrónico.
Un saludo.
José Antonio Blázquez Múrez"


Espero que que de los mismos podamos extraer conclusiones al respecto. Ya que hay matices en la situación que puede cambiar radicalmente la situación o los hechos.
1. Pactar previo y acordar tablas sujeto a reparto de premios. Aplicaría 12.1
2. Acordar tablas en tablero realizando al menos 1 jugada. Dado que no se conocen los sistemas de desempate acordar con otros el reparto de premios. Aplicaría 5.2.c
 
Estos matices pueden pasar desapercibido, pero a mi entender son el quid de la cuestión.
 
De todas maneras, si existe pacto previo, simplemente se trata de hacer algo de teatro para acordar las tablas, con 2 jugadas o con 40 jugadas, y de mantener discrección en las condiciones en base a las cuales se ha acordado las tablas.
 
Por otro lado, a veces se producen disparidades en el reparto de premios, con grandes saltos. Lo que inicialmente es un mecanismo para premiar al más fuerte, se convierte en un inconveniente para los que se ganan la vida con este deporte, que pretenden asegurarse el pan. Tal como he dicho, no creo que en este deporte se pueda erradicar esta conducta, pero al menos dado que se podría penalizar, se debe hacer con disimulo, si no se corre el riesgo de que los organizadores busquen otros tipos de eventos deportivos.
 
En otro orden de cosas quisiera responder por alusiones sobre el diferente rasero utilizado en dicho torneo. Si bien es cierto que ello ocurrió en algunas rondas, donde se eran más permisivos con los Maestros, a la hora de dejarles analizar en la mesa, o que colaran alguna bebida en la sala, al darnos cuenta de que ello esta ocurriendo, durante las 4 últimas rondas se cambió la permisibilidad y todos sufrieron las mismas restricciones sin dejarles analizar. Recuerdo en la octava ronda, que 2 Maestros intentaron iniciar los análisis de su partida al acabar todas las primeras mesas del torneo y retrasaron dicha labor hasta que una partida en la mesa 58 terminara (era la última que faltaba en esa ronda). Para los asistentes al torneo, recuerden que por la distribución de la sala, la mesa 62 estaba cerca de las primeras mesas. Tambien es cierto, que cuando los maestros analizan, lo hacen en silencio, sin necesidad de hablar, cosa que no hacen la mayoría de los aficianados, entre los que me incluyo.
Destacar que tampoco pretendo realizar una serie de contraréplicas con este mensaje, sólo es la forma en la que lo viví.

Fin del mensaje
 
Jose Antonio Blázquez


El artículo 5.2c no se puede aplicar porque no se acuerdan las tablas durante el desarrollo de la partida. Las tablas se acuerdan antes del comienzo de la partida, por tanto si no hay comienzo no hay desarrollo y si no hay desarrollo no se puede aplicar el artículo 5.2c.
 
Por otro lado, me gustaría saber la definición subjetiva de "abiertamente" que dice el amigo Blázquez, las leyes del ajedrez creo que prohiben claramente en el artículo 12.1 el pacto de tablas públicamente. Y si no me equivoco "públicamente" y "abiertamente" vienen a ser casi sinónimos en este contexto.
 
Mi conclusión es que algunos no tienen claro todavía, qué es eso de deshonrar el juego del ajedrez. Por tanto el debate se centraría en ¿qué prácticas son las que deshonran el juego del ajedrez?.

Samuel Correa




Amigo Samuel y resto de contertulios:
 
Totalmente de acuerdo contigo en que "publicamente" y "abiertamente" significan en dicho contexto pácticamente lo mismo. Lo que quiero decir en el párrafo donde se incluye, es que si practicas o realizas algo que es susceptible de ser penalizado, no seas tan tonto de hacerlo a la vista de los que te pueden denunciar y sancionar.
 
Evidentemente las leyes son en muchas ocasiones interpretables, ya lo dicen en el inicio de las mismas, y en consecuencia subjetivas, es lo malo de dar algo de libertad a los árbitros a quienes se les supone ciertas aptitudes. No obstante, no estaría de más que se definiera, o al menos se consensuara que se entiende por deshonrar el juego del ajedrez. Si entre experimentados Árbitros Internacionales hay discrepancias, ¿no las va a haber entre nosotros, aspirantes a árbitro nacional y con menos experiencia?
 
Como ves nuestras posiciones no son tan distantes. Sólo hay a mi entender ligeros matices.
 
Un abrazo
 
Jose Antonio Blázquez




A raíz de lo expuesto, debo decir que esta práctica es de uso común en todos los torneos, y es por eso que, como futuro organizador de un torneo internacional en mi ciudad de residencia, me estoy planteando la posibilidad de seguir el modelo de Benidorm, es decir, eliminar las medianías, los profesionales de segunda linea que viven del esfuerzo económico de los organizadores y que después nos deleitan con tristes espectáculos como el de la última ronda del torneo citado.

Por todo ello, prefiero emplear todos los esfuerzos en organizar un torneo cuyo montante económico vaya a los jugadores de base, con elo fide inferior a 2300, jugadores que en la mayoria de opens llenan los bolsillos de estos pseudoprofesionales. Así realmente, lo que es el ajedrez de base, el que practica el 90% de los participantes en los torneos, se vería reforzado y motivado., y si en un futuro la aportación económica lo permite, organizar un cerrado magistral paralelo con jugadores de alto nivel.
Creo que el torneo de Benidorm nos ha abierto el camino.

Un saludo!

David Martínez    
[09/01/2004]



El debate, es siempre interesante...

¿Por qué no hablamos de la homologación de la F.I.D.E. para los eventos
internacionales?.
¡La respuesta a las anteriores preguntas está ahí!.

Pensemos por un momento qué al organizador le interesara un torneo con gran cantidad de jugadores, y que la incrementara o decreciera sin pensar  en la media de elo del torneo y el número de jugadores con la "media aproximada"..., qué podría suceder...,

Lo único claro es que casi los mismos jugadores jugarían a premio y algunos "respetables submarinos" aparecerían sin merecerlo en los primeros puestos, claro qué alguien puede opinar sobre la respetabilidad o nó de una clasificación, lo que Yó quiero, que quede claro es que para tener un torneo de calidad las calidades o cualificaciones de medias de elo o el máximo o mínimo de rondas exigibles para la homologación se tienene que cumplir con total claridad por parte de los organizadores..., y realmente no sucede.

¡Preguntemos a jugadores de nivel sí desean realmente conocer que van a luchar por cuatro premios importantes y realmente hay 15 fuertes jugadores!.

¡Preguntemos sí la oferta deportiva y económica es acorde!.

¡Pregunten sí hay jugadores que quieren jugar torneos en donde la media de ELO que ha realizado en un torneo es alta y encima sus contrarios tienen una media de Elo muy inferior, con una diferencia de 200 o más de ELO!

¿Qué sucede si esos jugadores tienen los mismos puntos qué nuestro amigo?
¿Qué sucede si con medio punto menos y con la anterior diferencia de ELO lo sobrepasan muchos jugadores en la clasificación?

Para finalizar y no hacer larga la aclaración anterior, debemos tener en cuenta que no podemos menospreciar las luchas ajedrecísticas que realizan los jugadores durante el tablero, lo que sí debemos tener en cuenta y considerar como propuesta principal es:

1.- Adecuar los torneos a las condiciones de los organizadores y de los aficionados, ya que si desean evitar las "tablas" lo mejor sería realizar un día extra para las eliminatorias a premios, imposibilitando los acuerdos.
2.- Hacer que los torneos sean más acordes en niveles de fuerza y nó con tantas desvariaciones de ELO.

Guillermo Wenceslao González García
     [28/02/2004]




Envía tu opinión aquí
arriba


Página principal del Club Ébano  


Última modificación: 29 de febrero de 2004